Creatividad: buscando a las musas

¿Cuándo se nos ocurren las mejores ideas?, ¿cómo llegamos a tenerlas?, ¿podemos ser todos creativos? Nunca había reflexionado en profundidad sobre el concepto creatividad, hasta que, recientemente, tuve que asistir a un taller centrado en esta temática.

Soy bastante escéptica sobre este estilo de talleres de aprendizaje. Últimamente han proliferado demasiados cursos relacionados con el crecimiento personal y muchos de ellos no son muy prácticos. De igual forma que algunos de los llamados gurús o “coachs” que se mueven en este entorno, no son más que unos charlatanes.

Sin embargo, me hizo ilusión descubrir que hay gente que sí se toma en serio su trabajo, y que, con estos talleres se puede aprender, además de entretenerse y disfrutar de su originalidad.

Las actividades del curso fueron variadas. En general, se trabajaba en grupos que cambiaban en función del ejercicio. Jugamos a palabras encadenadas; inventamos una historia a la que cada uno añadía una frase; sin comunicarnos, intentamos construir un cuadrado con varias formas geométricas; ideamos los objetos que podrían surgir si mezclábamos una tetera con un reloj; bailamos al son de la música; realizamos respiraciones relajantes y, por último, pintamos lo que había significado para nosotros el taller.

Lo que intentaron transmitirnos es que la creatividad está ligada a los sentimientos. Cuando estamos más tranquilos y más a gusto con nosotros mismos somos más creativos. Para reforzar su tesis explicaron que, a menudo, las mejores ideas surgen de noche, en la cama, ya que tanto el cuerpo como la mente se encuentran más relajados.

Al reflexionar acerca de mis momentos más creativos descubrí que, al menos en mi caso, estaban en lo cierto. Muchas veces, cuando estoy medio dormida, doy con la solución a un problema al que he estado dando vueltas durante todo el día. La ducha, otra situación de relax, esta también para mí unida a la creatividad.

Otra de las claves que ofreció el taller fue que somos más creativos si no nos sentimos coartados, esto es, si en nuestro entorno se pueden expresar las ideas libremente.

Cualquier persona que escriba sabe que la creatividad es fundamental a la hora de buscar nuevos temas, otros enfoques… Aprender que es un concepto que se puede trabajar y obtener pistas sobre cómo fomentarla sirve de gran ayuda. Quizá, a partir de ahora, encontrar a las musas será más sencillo.

Anuncios

2 Respuestas a “Creatividad: buscando a las musas

  1. Nos hemos puesto profundas!
    Revela tus musas!!

  2. A mí también se me ocurren las mejores ideas en la cama, jejeje. Yo nunca he asistido a uno de esos cursos de creatividad: la verdad es que tengo un sentido del ridículo bastante desarrollado, pero supongo que sí me vendría bien ya que últimamente no estoy en mi momento más “creativo”, jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s