La procesión fue por dentro

Cuando planeamos las vacaciones de Semana Santa en Andalucía enseguida visualicé calorcito y sol. En Portugalete ya estaba haciendo muy buen tiempo y durante mi viaje a Sevilla del año pasado, que también fue por estas fechas, disfruté de un verano anticipado, por lo que parecía que todo estaba a nuestro favor.

Craso error. Si bien no llegó a hacer frío, tampoco hacía calor y el sol apareció en contadas ocasiones. La que sí hizo acto de presencia a lo largo de los días fue la molesta lluvia, que me permitió desterrar ese tópico que afirma que en el Sur sólo caen chaparrones.

Aún así, y haciendo frente a las inclemencias meteorológicas, conseguí disfrutar del viaje que empezaba en Valladolid, para continuar en Córdoba y Granada y culminar en Cuenca. Cuatro ciudades en cinco días y medio, un montón de anécdotas por contar y muchos kilómetros en la carretera.

Me gustaron mucho los cuatro sitios, pero, quizá por lo diferentes que eran respecto a cualquier otro lugar que hubiese visitado previamente, me llamaron especialmente la atención Córdoba y Granada. El casco antiguo y la mezquita cordobesa y los barrios granadinos me cautivaron.

Sólo me quedé con una espinita clavada: no poder ver una procesión en Andalucía. Y es que la lluvia hizo que se viesen obligados a cancelar todas. En mi familia la religión es un asunto al que no se le otorga ninguna importancia. Mis abuelos son católicos, pero no pisan una iglesia a no ser que sea estrictamente necesario, véase en bodas, funerales… Y, en ocasiones, ni siquiera en ese tipo de actos se dignan a entrar. Mis padres, por su parte, son ateos y no nos bautizaron ni a mi hermano, ni a mí.

Esta situación es de lo más común hoy en día, pero en los ochenta no era tan normal. Cuando mis compañeros de colegio iban a clase de religión sólo cuatro niños (entre los que se encuentra mi amiga Sandra) asistíamos a ética o alternativa (el nombre iba variando dependiendo del curso). Nadie sabía cuáles eran los contenidos de la citada asignatura y llegamos a estudiar las señales de seguridad vial. Se ve que los católicos practicantes no necesitaban aprender a cruzar adecuadamente la calle.

Sin embargo, las procesiones me gustan y he visto en varias ocasiones la Pasión Viviente de Castro-Urdiales, llegando incluso a participar como “pueblo judío” en una edición, en el que ha sido, hasta la fecha, el papel más relevante de mi carrera interpretativa. Esta contradicción es herencia de mi madre y su afición por la Semana Santa.

Así las cosas, fue decepcionante no poder ver el fervor andaluz en directo. No obstante, la lluvia permitió que disfrutásemos de una preciosa procesión en Valladolid, caracterizada por la famosa sobriedad castellana. En Andalucía los cofrades abrieron las iglesias para que se pudiesen admirar los pasos decorados, por lo que, más que nunca, la procesión fue por dentro. Definitivamente, habrá que volver.

Anuncios

6 Respuestas a “La procesión fue por dentro

  1. Entonces estaré atento a la próxima actualización!

  2. lluvias a gogo!!
    yo me quedo con la mezquita! Granada me fue indiferente… así que tendré que volver para verla en condiciones… ya sabes, comer en una terraza sin tener que hacer malabares con la sombrilla para no mojarte más de lo debido!

  3. Ya es mala suerte que justamente este año lloviera… He de reconocer que no me gustan demasiado las procesiones, pero respeto que sean importantes para muchas personas que trabajan durante meses y meses para que todo sea perfecto. Tiene que ser realmente frustrante que este tipo de actos se cancelen por el mal tiempo. Y por cierto, ¡yo también soy de ética! Me encantaba esa asignatura, hablábamos de temas tan dispares como la pobreza, las guerras, la discriminación racial… Y claro, ante semejante panorama no podía evitar levantar la mano y opinar, jejeje.

  4. Pingback: Lo mejor de 2011 | Nahia Nebra's Blog

  5. Pingback: Cuando un amigo se va… | Nahia Nebra's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s