Barato, barato

Un montón de puestos en los que se venden las cosas más variopintas a precios reducidos. Con esta frase definiría un mercadillo.

Desde que tengo uso de razón en Oriñón, el pueblo en el que paso los veranos, ha habido un mercadillo. Los puestos de alimentos como los de frutas, verduras, pan y dulces (los sobados y las quesadas pasiegas y las corbatas de Unquera son las especialidades) se intercalan con los de ropa, calzado, complementos y decoración (alfombras y telas para hacer cortinas).

Cada domingo por la mañana mi abuela acude sin falta a su cita semanal, en la que compra todo tipo de alimentos y también algunos caprichos, como cremas (tiene una auténtica colección), relojes y ropa.

A lo largo de los años la he acompañado en incontables ocasiones hasta memorizar perfectamente la localización de cada puesto. Se ve que la afición a los mercadillos es algo que se lleva en la sangre y que contrarresta mi natural capacidad de perderme en cualquier sitio.

Durante mi estancia en Londres visité asiduamente los tres grandes mercados de la ciudad y en un par de días me movía cual pez en el agua entre las zonas más alternativas de Candem, las antigüedades de Portobello y las ropas de diseñador de Spitalfields Market. Cada cual tiene su encanto y los tres son sumamente recomendables.

Sin embargo, nada es comparable al ambiente cañí del mercadillo de Oriñón que, en los últimos años, ha evolucionado hasta convertirse en una de las cunas de la imitación de bolsos de diseñador. Esto ha provocado que los domingos no sea raro ver auténticos cochazos con sus respectivas parejas pijas dentro. Toda una fauna digna de contemplarse.

Ahora Costas ha ordenado trasladar el mercadillo, que hasta el momento se celebraba en sus terrenos, y al no encontrar otro espacio adecuado este desaparecerá. Parte de los habitantes de Oriñón se alegrarán, ya que las calles dejarán de colapsarse cada domingo.

No obstante, si el dinero recaudado semanalmente por el alquiler de los puestos se hubiese invertido en el pueblo su estado sería muy distinto. En cambio, el Ayuntamiento de Castro-Urdiales (municipio del que Oriñón es pedanía) ha administrado las cosas a su antojo y eso ha provocado situaciones tan rocambolescas como la construcción de un centro cívico que nadie sabe para qué servirá.

Echaré de menos el mercadillo con sus famosas aceitunas en vinagre (cuyo líquido recomiendo encarecidamente no beber); sus montones de ropa, en los que podían encontrarse algunas gangas; y sus sartas de chorizo picante, una deliciosa especialidad de la casa.

Aunque siempre quedarán en mi memoria los eslogan que utilizaban sus vendedores. Por ejemplo: “acérquense a ver esto, todo robado ayer por la noche”, “pinículas a cinco euros” y, mi favorito, “compren bragas que va a llover”.

Anuncios

6 Respuestas a “Barato, barato

  1. No me puedo creer que vayan a quitar algo tan importante como un mercadillo. Está claro que Oriñón no va a ser lo mismo los domingos, yo creo que hay más gente apenada que alegre por la noticia…
    Siempre quedará el famoso y masificado mercadillo de Santoña como alternativa…

  2. Buen artículo!

    Lo cierto es que el pueblo se ponía imposible los domingos… nunca llueve a gusto de todos, habrá quien esté contento y quién no.

    Un saludo desde Castro Urdiales

  3. Me declaro fan acérrimo de los mercadillos… Y sobre todo de los de Londres, aunque todavía no conozco Portobello. Qué pena que vaya a desaparecer el de Oriñón, la verdad es que no tenía ni idea. Me encantan las frases tipo “recién robado”, jajajaja. Bueno, al menos son sinceros, ¿no?

  4. Ya sabes que cuando llueve lo primero en mojarse son los bajos… de ahí el recambio urgente!! jajajaj…. en nuestro inminente viaje a Londres (vamos, en cuanto ryanair nos lo ponga a 5 eurillos un finde) me llevas al de Spital… que no lo he visto!!… vale, y luego a comprar libros!jajajaj

  5. Pingback: De hogueras y Sanjuanadas | Nahia Nebra's Blog

  6. Pingback: Rincones de Londres (I) | Nahia Nebra's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s