¡A cenar!

Probar sabores diferentes en un ambiente nuevo es lo mejor de ir por primera vez a un restaurante. Degustar un plato que, normalmente, no comemos en nuestros hogares es uno de los mayores alicientes a la hora de elegir menú.

Además, a veces, un restaurante nos gusta tanto que acabamos convertidos en clientes habituales del establecimiento. Hoy sugeriré seis sitios a los que no me importa volver. Algunos son nuevos descubrimientos y otros viejos conocidos, lo único que tienen en común es que su comida logra abrir mi apetito.

Crepe and Crepe
Centro Comercial Artea

Había oído hablar muy bien de esta crepería, situada en la zona de restaurantes del Centro Comercial Artea. Ayer fui por primera vez y la experiencia fue muy positiva. Tienen una amplia carta de crepes de sabores salados (quesos, verduras y carnes) y dulces (chocolate, fresa…).

Como entrante tomamos una Ensalada presi (lechuga, patata cocida, langostinos, setas a la plancha y crema balsámica) y luego compartí un Crepe Chef (huevo frito, mozzarela fundida, salsa de albahaca, tomate, setas, orégano y jamón serrano) y un Crepe Popeye (espinacas, champiñones, quesos mozzarella y brie fundidos, cubierto de bechamel y queso parmesano).

Todo buenísimo y los camareros son muy simpáticos. El precio rondó los 12 euros. Tengo pendiente volver para probar los crepes dulces.

Ají Colorado
Bilbao

Otro de mis descubrimientos recientes. Un restaurante especializado en cocina peruana y situado en la calle Barrenkale del Casco Viejo bilbaíno. Los sabores de la cocina de este país andino me encantaron.

Aparte del clásico ceviche (pescado crudo que se cuece en frío gracias al efecto acido del limón), destacaría el ají de gallina (una crema espesa compuesta por gallina, previamente cocida y luego desmenuzada, y servida con arroz blanco).
Si tuviera que comparar la cocina peruana con la de alguna otra nación diría que es una mezcla entre la hindú y la mexicana. Aunque lo mejor, como siempre, es degustarla para poder opinar.

El precio de la cena en el Ají Colorado se acercó a los 20 euros (incluyendo vino, pan, postre, plato principal y entrantes para compartir).

Garibolo
Bilbao

Un vegetariano estupendo que se encuentra en Bilbao (entre Abando y Zabalburu). El menú del día cuesta 12,50 euros e incluye tres platos y postre.

Sus especialidades son las albóndigas vegetarianas y la sublime tarta de zanahoria con chocolate y coco. No soy muy aficionada a los dulces, pero ésta es una de las mejores tartas que he probado.

No es recomendable ir con prisa, ya que, con tantos platos, se tarda un poco en comer.

Nopal
Portugalete

La céntrica calle Correos de la Noble Villa de Portugalete acoge el mejor restaurante mexicano en el que he estado. Regentado por nativos del país, ellos te aconsejan sobre las mejores especialidades, cómo elegir las raciones…

El servicio es de lo más atento y, al final de la cena, te sacan una foto con el típico sombrero mexicano y, posteriormente, la cuelgan en su página web. El precio ronda los 20 euros.

Es un sitio muy agradable para tomar un cóctel y sirven varios tipos de margaritas.

Texas Embassy
Laredo

Conocido entre mi grupo de amigos como “el americano” su menú se asemeja al del Foster´s Hollywood, aunque sus precios son más económicos (se cena por unos 11 euros). La carne de las hamburguesas tiene mucho sabor y las patatas con queso y bacon son adictivas. Mi plato favorito es la ensalada con pasta y pollo.

El original está en la zona de El Puntal, de Laredo, pero este año han abierto otro detrás del Ayuntamiento. Recomiendo ir al de siempre porque el local es más amplio, el ambiente es más tranquilo y atienden mucho más rápido.

Piculín
Laredo

En la Puebla Vieja de Laredo está la bocatería Piculín. El local no tiene sitio para sentarse, por lo que hay que pensar antes dónde se va a comer. Además, elaboran todo al momento y eso genera largas colas a algunas horas.

Sin embargo, todos estos inconvenientes merecen la pena tras probar sus especiales. Por ejemplo, el de pechuga lleva huevo en forma de tortilla, pimiento verde, queso y salsa rosa. Una combinación exquisita.

Los precios son irrisorios y rondan los tres euros y poco. Es todo un espectáculo observar la coordinación de la pareja que lo regenta preparando bocadillos, hamburguesas y sándwiches.

Ahora me gustaría probar un egipcio, un alemán y un marroquí de los que me han hablado. Seguiremos informando…

Anuncios

4 Respuestas a “¡A cenar!

  1. Esta conversación la he tenido en vivo y en directo!! jajajj… ma dao hambre otra vez…

  2. De todos los sitios que comentas sólo he estado en el Garibolo, hace ya unos cuantos años. Recuerdo que me encantó. La vedad es que conozco pocos restaurantes, pero hay muchos lugares asequibles en los que se come de vicio. Cualquier día nos hacemos un pequeño tour gastronómico, ¿eh? Jejeje, por cierto me ha encantado lo de la “Noble Villa de Portugalete”.
    Yo recomendaría también el restaurante “El embrujo de Bilbao”, en Moyua.

  3. Pingback: Bon appetit! | Nahia Nebra's Blog

  4. Pingback: Cenas de domingo | Nahia Nebra's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s