Lugares con encanto

En ocasiones, las casualidades de la vida te llevan a visitar lugares que, aparentemente, no tienen ningún interés especial y que, sin embargo, acaban dándote una grata sorpresa. Esta ha sido mi historia con la ciudad sueca de Västerås.

Situada más de 100 km al oeste de Estocolmo y con una población superior a los 100.000 habitantes, lo que la convierte en la quinta urbe sueca, Västerås es, ante todo, una ciudad industrial.

Su atractivo turístico, a simple vista, es escaso. No obstante, cuenta con tres potentes puntos a su favor: su centro histórico, el lago Malären y Mikael Genberg.

Fundada oficialmente en el año 990, Västerås es una de las ciudades más antiguas de Suecia, por lo que merece la pena visitar su centro histórico, en el que se encuentra su catedral, que data del siglo XI. Además, aquel que la recorra por primera vez no debe abandonarla sin pasear por el barrio de Kyrkbacken. Compuesto por casitas de madera de distintos colores se creó en el siglo XVI y se asemeja a las aldeas descritas en los cuentos de hadas.

La ciudad del lago Malären es como definen a Västerås sus habitantes. El tercer mayor lago de Suecia cubre una superficie de 1.140 km² y baña también las orillas de Estocolmo. Una zona plagada de barcos y casas con terrazas acristaladas, decoradas exquisitamente. Perfecta para navegar, pasear y disfrutar del escaso buen tiempo.

El tercer gran atractivo de Västerås tiene nombre propio: el artista Mikael Genberg. Suyos son tres de los hoteles más característicos de la ciudad.

Hotell Hackspett – Una casa en el árbol
El sueño de todos los niños hecho realidad: dormir en una casita en lo alto de un árbol. Y no a una altura cualquiera: el Hotell Hackspett está nada menos que a 13 metros de altitud en el parque de Vasaparken, en el centro de la ciudad. Para encontrarlo es necesario mirar bien arriba.

Hottel Utter Inn – Una casa en el lago
En medio del lago Malären, a un kilómetro de distancia de la orilla está el Hotel Utter Inn, el lugar perfecto para disfrutar del verano sueco.

Ooops Hotel! – Una casa bajo el agua
Lo que parece una casa sumergida bajo el agua es, en realidad, otra de las creaciones del artista. En este caso, se puede incluso disfrutar de una sauna en su interior.

Mikael Genberg está ahora inmerso en un nuevo y excitante proyecto: construir uno de sus hoteleles-casita en la luna. Mientras la iniciativa continúa desarrollándose me despido con sus palabras. “If one individual from a small working town in a small country in northern Europe can engage a sufficient number of people to realize such a far-fetched idea, then anyone can do anything.”

Anuncios

4 Respuestas a “Lugares con encanto

  1. Oye… me acabo de fijar!! Siempre escribe post en este blog el último día del mes!! Qué curioso!

  2. La casa bajo el agua… ¡Me ha dejado en shock! Cómo mola!!!! Orginaldidad al poder

    Me han encantado las fotos, la verdad

    ¡¡Besines!!

  3. No me sonaba nada el nombre de la ciudad, la verdad es que es todo un descubrimiento. A mí ha encantado la casita en el árbol, pero creo que a nivel práctico no debe ser muy cómoda, jeje. Por cierto, así con la tontería…¡has estado en muchísimos sitios! Está claro que eres una “viajera nata”, jajajajaja.

  4. Pingback: Algo nuevo en el horizonte | Nahia Nebra's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s