Archivo de la categoría: Restaurantes

Sitios donde comer.

Madrileando

Después de mi adorada Londres, y con permiso de NY, Madrid es la ciudad que más me gusta para una escapada. La capital lo tiene todo: una oferta cultural, gastronómica y de ocio en general que ofrece al visitante múltiples posibilidades.

Si además tienes la suerte de residir a una distancia que te posibilita ir a pasar un fin de semana, y cuentas con geniales amigos que te sirven de guía y te acompañan, la combinación resultante es maravillosa y agotadora a partes iguales.

Aquí están mis últimos descubrimientos tras mi reciente escapadita.

De compras
Primark

Conocí Primark (más bien su vertiente irlandesa Penneys) en 2008 durante mi estancia en Cork y Dublín y mis compañeras de piso saben que fue mi pequeña perdición. El tema empeoró al volver a Portugalete y comprobar que abría en el centro comercial Ballonti, situado a un cuarto de hora andando de mi casa.

Cuando leí que iba a situar su tienda enseña en la Gran Vía madrileña supe que, tarde o temprano, la visitaría. Ha sido más bien tarde, ya que se inauguró en octubre de 2015, aunque las grandes colas de las que todo el mundo hablaba han provocado que me lo tomase con calma.

La espera ha merecido la pena. El edificio es espectacular, el surtido muy amplio y no estaba abarrotada, pese a ser sábado. Me llamó la atención que, en un golpe de marketing de lo más efectivo, han lanzado productos personalizados de Madrid. Sólo me queda encontrar la famosísima taza de Chip, de ‘La bella y la bestia’, para que mi felicidad sea completa, pero esa búsqueda la reanudaré en la Noble Villa.

Primark Gran Vía

De concierto
La noche de Cadena 100

Soy una fiel oyente de Cadena 100 y, muy especialmente, del programa matutino ‘Buenos días Javi y Mar’ que me lleva acompañando muchos años. Siempre me quedaba con ganas de acudir a uno de sus multitudinarios conciertos solidarios y este año he logrado mi objetivo.

La noche de Cadena 100 recaudó fondos para los niños sirios refugiados en Líbano y reunió a artistas como Nek (por el que no pasan los años y que nos deleitó con su clásico ‘Laura no está’), Estopa, mi adorado Melendi, La oreja de Van Gogh, Amaral, Vanesa Martín…

Especialmente recomendables, por su energía en el escenario, fueron Rosana y Rosario y también me sorprendió gratamente David Bisbal con dos remix de sus grandes éxitos, uno en clave más movida y otro de baladas.

La noche de Cadena 100

Restaurante
Alfredo’s

Antes de llevarme me prometieron “la mejor hamburguesa de toda España” y no tengo datos para comprobarlo, aunque, definitivamente, son hamburguesas buenísimas y a precios muy moderados. La carne hecha a la parrilla estaba sencillamente deliciosa y la decoración te transporta a los locales clásicos americanos.

Alfredo's

El sitio
Matadero

Llevaba tiempo oyendo hablar de este centro artístico que tan de moda se ha puesto y tenía ganas de visitarlo. El complejo es enorme y merece la pena sólo por ver cómo lo han rehabilitado conservando su esencia. Además, coincidió que había un mercado de productores con puestos de comida así que pudimos degustar especialidades como los mojos canarios y el clásico bocata de calamares.

Matadero

Cenas de domingo

Mi afición a la gastronomía hace que no sea la primera vez, ni la última, que dedique una entrada a recomendar restaurantes. En 2011 hacía un remix de estilos y lugares en ‘¡A cenar!’ y en 2014 optaba por sitios un poco más sofisticados y en el mismo Bilbao en ‘Bon appetit!’. Ahora le toca el turno a algo más veraniego y refrescante.

Desde hace unos años, entre mis amigos hemos instaurado la tradición de las cenas de los domingos. Los fines de semana de julio, agosto y septiembre culminan con una reunión en torno a una mesa en algún municipio cántabro. Los platos estrella son las hamburguesas, los sándwiches y los bocadillos. Aquí están nuestros favoritos.

Harley Ever 86

Situado en Laredo, frente al picadero El Sable, tiene, como su propio nombre indica, una marcada estética motera. Entre nuestras opciones habituales están las patatas con varias salsas, los nuggets y las tostas. El servicio es rápido y agradable y el precio, que ronda los 10 euros por comida, muy asequible.

Otra nueva opción en el municipio que se suma al Texas Embassy (que ha cerrado su local de El Puntal para quedarse con el del centro) y al mítico Piculín de los que ya hablé en ‘¡A cenar!‘.

Harley Ever 86

La Lechería de Castro

El casco histórico de Castro-Urdiales, concretamente el número 12 de la calle Ardigales, al lado de donde estaba el negocio ‘Fish Kiss‘, acoge este local que destaca por sus originales bocadillos, su eficiente servicio y su ajustado precio. La elección ideal si se busca algo rápido y céntrico.

La lechería de Castro

Deluxe

También en Castro-Urdiales, pero en este caso en la zona de Cotolino (c/ Ataulfo Argenta, 5), se encuentra este restaurante con platos tamaño XXL para gente de buen comer. Un consejo para aquellos que tengan un apetito más modesto: pedir entre tres los platos para dos, especialmente las hamburguesas. Sorprenden muy gratamente sus pizzas.

Deluxe Castro Urdiales

Vespa Café

Retomamos el tema motero, aunque ahora centrados en el clásico modelo italiano, y volvemos al centro de Castro-Urdiales para culminaresta suculenta entrada. En la calle Jardínes, 2, en la plaza en la que antaño se ponían “los jueveros”, está el Vespa Café que ofrece hamburguesas, sándwiches…, con combinaciones de ingredientes algo más originales de lo habitual.

Vespa Café Castro

En definitiva, cuatro opciones con platos y precios similares, pero cada una con su características particulares. Si os gustan este tipo de comida merece la pena probar todas.

Bon appetit!

Es sabido por todos los bilbaínos (aquellos que nacen donde les da la gana y que se caracterizan por su gran humildad) que como en la Villa no se come en ningún sitio. Dejando los tópicos y las bromas a un lado, lo cierto es que la capital vizcaína tiene diversos locales en los que se puede disfrutar de una comida con una buena relación calidad/precio.

Mi afición a la gastronomía ha hecho que en los últimos tiempos haya encontrado algunos restaurantes, más que recomendables, que sumar a los de aquella entrada que publicaba en octubre de 2011 bajo el título de ‘¡A cenar!‘.

Kokken

Menús basados en la cocina escandinava que van variando cada día en función del pescado fresco que hayan comprado. Sugieren empezar por el de cinco platos (pequeños y el último es el postre por 13,95 €) y, si te quedas con hambre, puedes pasar al mediano (7 platos, 18,95 €) e incluso llegar al largo (9 platos, 23,95 €). Está muy cerca del Ayuntamiento, en la conocida como ‘Plaza del Gas’, y tiene una presentación y un servicio muy cuidados.

Kokken

Don Crepe

Esta pequeña crepería, situada a la altura del Puente de la Salve, enfrente del museo Guggenheim, ofrece diversos crepes salados y dulces. El dueño suele aconsejar sobre sus especialidades y hacerle caso siempre es sinónimo de acierto.

Don Crepe

Algo diferente

El número 30 de la calle Henao acoge el único restaurante griego que conozco en Bilbao. Sabores muy mediterráneos con mucha verdura y poca grasa. Sano y delicioso.

Algo diferente

Bermeo

Recién renovado, el restaurante del clásico Hotel Ercilla tiene un bar/cafetería donde se pueden compartir raciones y pintxos muy sabrosos a unos precios muy competitivos. Ideal para aquellos días en los que quieres picar algo.

Bermeo

Bon appetit!

Pongamos que hablo de Madrid

“Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo, pongamos que hablo de Madrid” cantaba el gran Joaquín Sabina en su disco ‘Malas compañías’ publicado en 1980.

La capital es mi ciudad preferida del país. Aunque a menor escala que Nueva York y Londres, ofrece al visitante una amplia variedad de actividades y, además, tiene un encanto castizo que encandila.

El trabajo ha hecho que periódicamente haya tenido que desplazarme a Madrid, llegando incluso a pasar un mes allí, y al irme siempre me quedo con ganas de más.

Mi última visita estuvo motivada por una celebración para mi buena amiga Mati y supuso el descubrimiento de algunas gratas sorpresas como las que describo hoy aquí.

El monumento

El Templo de Debod

Un viaje al antiguo Egipto desde el centro de Madrid. Este templo, situado cerca de la Plaza de España, tiene una antigüedad de unos 2.200 años y fue un regalo de Egipto a España en 1968 en compensación por la ayuda prestada para salvar los templos de Nubia, que estaban en peligro de desaparición debido a la construcción de la presa de Asuán.

Templo de Debod

Las tiendas

El mercado de Fuencarral

Moda original, española y a precios competitivos. ¿Qué más se puede pedir? Indispensable darse una vuelta para ver las últimas creaciones y tendencias. Entre mis favoritos PepaLoves y Kling.

Mercado de Fuencarral

El restaurante

Alma Llanera

Comida venezolana y también platos peruanos, colombianos y ecuatorianos. Recomendable el plátano frito y las distintas carnes con salsas. Original y delicioso.

Alma Llanera

El musical

Priscilla, reina del desierto

Dos drag queens y un transexual que viven en Sídney se verán inmersos en una auténtica aventura al cruzar el desierto con destino Alice Springs en un autobús llamado Priscilla. Todo ello aderezado con canciones de grandes divas como Tina Turner y Madonna y con espectaculares trajes. Mucho humor y una reflexión sobre la aceptación en la sociedad actual.

priscilla_cartel

Bares, que lugares…

Pamplona es conocida a nivel mundial por ser la cuna de los San Fermines, pero ¿qué se hace el resto del año en la capital navarra? Las heladoras temperaturas invernales de la ciudad invitan al visitante a refugiarse en bares y hay unos cuantos que merece la pena conocer.

Cocktails fashion

Co&Co – García Castañón 4

Muy cerca de la Plaza del Castillo y al lado de La Sangiovesa (restaurante italiano muy recomendable) se encuentra este bar de cocktails al más puro estilo neoyorquino. Combinados en el centro.

Co&co

El chacacha del tren

Orient Express – Plaza de Yamaguchi 10

Para un plan más tranquilo es ideal este local, que emula los antiguos trenes.

Orient Express

Dragones y mazmorras

The Clansman – Iñigo de Arista 18

Decorado con mucha piedra, esculturas de gárgolas… este pub medieval está abierto todos los días hasta las 2:00 am lo que es ideal para tomar algo entre semana. La forma de llamar a los camareros, con un botón en las mesas, es de lo más curiosa.
 The Clansman

Con la iglesia hemos topado

La basílica de Yul – Tafalla 38

Espectacular. Lámparas de cristal, cómodos sillones y techos con pinturas. Además, cuenta con un reservado que te aísla del mundo. Las fotos no le hacen justicia. Verlo es casi una obligación.

La basílica de Yul

In NY

Corro el peligro de que este blog se convierta en un diario de viajes, pero no puedo (ni quiero) evitar compartir los rincones con encanto que descubro.

Hoy le toca al turno a la ciudad que nunca duerme. Con sus más de 8 millones de habitantes Nueva York es la capital del mundo occidental. Estas son algunas recomendaciones para sus visitantes.

In NY

Actividades: basket, Broadway y misa góspel

En el corazón de la isla de Manhattan se encuentra el Madison Square Garden, un recinto deportivo con capacidad para más de 19.000 espectadores y sede de los New York Knicks de baloncesto y los New York Rangers de hockey. Asistir a un partido es una ocasión única para los amantes del deporte y para los no entendidos, como es mi caso, la NBA es espectáculo en estado puro.

Un musical en la cuna de los musicales. ¿Qué más se puede pedir? Son tres los que he podido disfrutar en Broadway: Mamma Mia, que permitía cantar los clásicos de Abba; Cinderella, una nueva vuelta de tuerca al cuento de la Cenicienta; y la obra de arte que es Wicked.

¿Buscas conectar con tu lado más espiritual? Harlem es tu sitio. Este barrio neoyorkino acoge multitud de iglesias en las que se celebran misas góspel. Es muy recomendable Antioch Baptist Church, cerca de la parada de metro de 125th St. Cuenta con una pastora que integra al turista y le hace vivir una experiencia inolvidable.

NY Knicks vs Toronto Raptors - Cinderella

Restaurantes y bares: Greenwich Village

La mejor hamburguesa, el mejor perrito caliente… muchas son las guías que aconsejan dónde comer en NY. Huyendo de la llamada comida rápida la Risotteria, 270 Bleecker St, tiene una carta deliciosa y sin los precios exorbitantes de otros restaurantes.Además, es la excusa perfecta para recorrer la zona de Greenwich Village muy universitaria y con bares con mucho ambiente.

Greenwich Village NYC

Compras: Century 21, Forever 21 y Book Off

Ir a NY y no ir de shopping es casi un delito. Pese a la creencia popular, las cosas no son tan baratas, aunque es cierto que adquirir algunas marcas sale rentable, especialmente gracias al cambio favorable del euro con el dólar.

Dos son los establecimientos que más me convencen y ambos tienen en común el 21 en sus nombres. Century 21 (22 Cortlandt Street) es un outlet de marcas muy cerca de la Zona Cero, en Wall Street. Con una amplia gama de precios y artículos rebuscando se pueden hallar auténticas gangas. Forever 21 (en varios puntos de la ciudad y con una tienda enorme en Times Square) es una mezcla entre Primark y Lefties. Ninguno de los dos es apto para los amantes de los sitios ordenados y con poca clientela.

Si a la hora de elegir un libro te gusta tener montones de opciones (con interacción con otros clientes incluida) Book Off (49 W 45th St) posee infinidad de segunda mano, eso sí, la inmensa mayoría en inglés.

Shopping NYC

Paseo: estatua de Alicia

Central Park, con sus más de 340 hectáreas, ofrece la posibilidad de escapar del mundanal ruido y sentirte en el campo. Pasear o montar en bici por el parque es un placer. Hay diversos puntos emblemáticos, pero me quedo con la estatua de Alicia en el País de las Maravillas (al norte del Conservatory Water).

Alice in the Wonderland - NY

Más sobre NY:

¡A cenar!

Probar sabores diferentes en un ambiente nuevo es lo mejor de ir por primera vez a un restaurante. Degustar un plato que, normalmente, no comemos en nuestros hogares es uno de los mayores alicientes a la hora de elegir menú.

Además, a veces, un restaurante nos gusta tanto que acabamos convertidos en clientes habituales del establecimiento. Hoy sugeriré seis sitios a los que no me importa volver. Algunos son nuevos descubrimientos y otros viejos conocidos, lo único que tienen en común es que su comida logra abrir mi apetito.

Crepe and Crepe
Centro Comercial Artea

Había oído hablar muy bien de esta crepería, situada en la zona de restaurantes del Centro Comercial Artea. Ayer fui por primera vez y la experiencia fue muy positiva. Tienen una amplia carta de crepes de sabores salados (quesos, verduras y carnes) y dulces (chocolate, fresa…).

Como entrante tomamos una Ensalada presi (lechuga, patata cocida, langostinos, setas a la plancha y crema balsámica) y luego compartí un Crepe Chef (huevo frito, mozzarela fundida, salsa de albahaca, tomate, setas, orégano y jamón serrano) y un Crepe Popeye (espinacas, champiñones, quesos mozzarella y brie fundidos, cubierto de bechamel y queso parmesano).

Todo buenísimo y los camareros son muy simpáticos. El precio rondó los 12 euros. Tengo pendiente volver para probar los crepes dulces.

Ají Colorado
Bilbao

Otro de mis descubrimientos recientes. Un restaurante especializado en cocina peruana y situado en la calle Barrenkale del Casco Viejo bilbaíno. Los sabores de la cocina de este país andino me encantaron.

Aparte del clásico ceviche (pescado crudo que se cuece en frío gracias al efecto acido del limón), destacaría el ají de gallina (una crema espesa compuesta por gallina, previamente cocida y luego desmenuzada, y servida con arroz blanco).
Si tuviera que comparar la cocina peruana con la de alguna otra nación diría que es una mezcla entre la hindú y la mexicana. Aunque lo mejor, como siempre, es degustarla para poder opinar.

El precio de la cena en el Ají Colorado se acercó a los 20 euros (incluyendo vino, pan, postre, plato principal y entrantes para compartir).

Garibolo
Bilbao

Un vegetariano estupendo que se encuentra en Bilbao (entre Abando y Zabalburu). El menú del día cuesta 12,50 euros e incluye tres platos y postre.

Sus especialidades son las albóndigas vegetarianas y la sublime tarta de zanahoria con chocolate y coco. No soy muy aficionada a los dulces, pero ésta es una de las mejores tartas que he probado.

No es recomendable ir con prisa, ya que, con tantos platos, se tarda un poco en comer.

Nopal
Portugalete

La céntrica calle Correos de la Noble Villa de Portugalete acoge el mejor restaurante mexicano en el que he estado. Regentado por nativos del país, ellos te aconsejan sobre las mejores especialidades, cómo elegir las raciones…

El servicio es de lo más atento y, al final de la cena, te sacan una foto con el típico sombrero mexicano y, posteriormente, la cuelgan en su página web. El precio ronda los 20 euros.

Es un sitio muy agradable para tomar un cóctel y sirven varios tipos de margaritas.

Texas Embassy
Laredo

Conocido entre mi grupo de amigos como “el americano” su menú se asemeja al del Foster´s Hollywood, aunque sus precios son más económicos (se cena por unos 11 euros). La carne de las hamburguesas tiene mucho sabor y las patatas con queso y bacon son adictivas. Mi plato favorito es la ensalada con pasta y pollo.

El original está en la zona de El Puntal, de Laredo, pero este año han abierto otro detrás del Ayuntamiento. Recomiendo ir al de siempre porque el local es más amplio, el ambiente es más tranquilo y atienden mucho más rápido.

Piculín
Laredo

En la Puebla Vieja de Laredo está la bocatería Piculín. El local no tiene sitio para sentarse, por lo que hay que pensar antes dónde se va a comer. Además, elaboran todo al momento y eso genera largas colas a algunas horas.

Sin embargo, todos estos inconvenientes merecen la pena tras probar sus especiales. Por ejemplo, el de pechuga lleva huevo en forma de tortilla, pimiento verde, queso y salsa rosa. Una combinación exquisita.

Los precios son irrisorios y rondan los tres euros y poco. Es todo un espectáculo observar la coordinación de la pareja que lo regenta preparando bocadillos, hamburguesas y sándwiches.

Ahora me gustaría probar un egipcio, un alemán y un marroquí de los que me han hablado. Seguiremos informando…