Archivo de la categoría: Uncategorized

Abuelos

La semana pasada descubrí que existe el “Día de los Abuelos” y que se celebra el 26 de julio porque es el día que la Iglesia conmemora las figuras de san Joaquín y santa Ana, padres de la virgen María y abuelos de Jesús.

No voy a entrar a valorar la infinita cantidad de “días de” que existen en la actualidad, ya que el tema daría, por sí sólo, para otra entrada. Pero sí me gustaría unirme a la causa, porque siempre he creído que los abuelos desempeñan un papel fundamental en las vidas de sus nietos.

He sido muy afortunada por poder convivir y crecer con mis cuatro abuelos y este es mi pequeño homenaje a ellos.

Catalina y Eugenio y Marina y Julio

Por parte paterna mi abuelo Julio emigró de Galicia bastante joven para labrarse un futuro mejor. Recaló en Sestao donde conoció a mi abuela Marina y encontró trabajo en el astillero La Naval, en el que desarrolló toda su carrera profesional.

Julio y Marina eran una de esas parejas que se complementan. Él es de naturaleza callada y ella compensaba sobradamente sus silencios.

Aficionada a viajar, a la moda y sociable por naturaleza era la salsa de todas las fiestas. Hubiese disfrutado enormemente la época actual con la capacidad de movernos que tenemos. De ella he heredado mi tendencia a hacer preguntas de forma compulsiva (a veces parecen auténticos interrogatorios) y cierta afición por las telenovelas.

A sus ochenta y tantos años Julio sigue siendo un poco pesimista y una persona tremendamente interesada por la actualidad. Las tardes viendo Pasapalabra’ en su casa son dignas de experimentar, con momentos álgidos como su odiada prueba musical y el rosco final, que se emite a la vez que el inicio de su querido Teleberri en ETB2.

Marina y Julio

Por parte materna mis abuelos se conocieron porque eran vecinos en el mismo edificio de Sestao. Eugenio era una de las personas más pacientes que he conocido. De naturaleza tranquila y afable era difícil hacerlo enfadar.

Me gustaría poseer algo más de su capacidad de hacer frente a las adversidades y al sufrimiento con una actitud encomiable. Físicamente nos ha dejado, a mi madre y a mí, un color de piel envidiable.

Mi amama Catalina era un auténtico torbellino de altibajos emocionales que, en menor medida, yo también sufro. En sus días buenos el mundo era maravilloso y en los malos no había forma de sacarla de su negatividad. Compartimos un gusto por la moda un tanto extravagante, afición por ciertas series dramáticas y, sobre todo, gran parte de nuestro día a día. En su casa siempre había un plato de pasta en la mesa para los amigos que quisieras llevar.

Catalina y Eugenio

Desgraciadamente, Eugenio y Marina fallecieron cuando yo tenía 18 y 19 años, respectivamente, y Cata lo hizo cuando tenía 29 años. No hay día que no les eche de menos y que me pregunté qué opinarían ellos de un tema o de otro.

Sin embargo, y volviendo al inicio de mi entrada, he sido muy afortunada no sólo por tenerlos sino por convivir con ellos. He aprendido de sus historias, me he reído con sus salidas de tono (en general no se han caracterizado por un excesivo sentido de la diplomacia) y he compartido momentos inolvidables.

Noches de juegos

Los juegos de mesa han vuelto a mi vida. Además de los clásicos, a los que me refería ya en 2011, este año he descubierto algunos nuevos de lo más entretenidos. ¿Qué mejor forma de invertir las noches de verano que echar una partidita?

Dixit

Es muy original y requiere cierta dosis de creatividad. Todos los jugadores tienen seis cartas (que sólo pueden ver ellos) ilustradas con preciosos dibujos. Uno de ellos es el “cuenta cuentos”, que se encarga de poner uno de sus naipes en el medio boca abajo y decir una palabra o frase que le haya inspirado al verlo. El resto elige entre sus cartas la que más se parezca al concepto del narrador y la pone también boca abajo en el medio. Tras barajarlas, se levantan todas y los participantes tienen que adivinar cuál es la del “cuenta cuentos”. El narrador habrá tenido éxito si alguno de ellos, pero no todos, aciertan. La dificultad radica en dar pistas sencillas, aunque no excesivamente simples. Es muy divertido comprobar la lógica que siguen tus amigos a la hora de apostar por un naipe o realizar una descripción.

dixit

Aventureros al tren

En la única partida que he disputado fracasé estrepitosamente. Pese a todo, es un juego de estrategia entretenido. Se reparten cartas en las que se define cuáles serán las rutas ferroviarias entre ciudades europeas que tendrá que construir cada jugador. Las fichas son vagones de tren. Cada participante debe completar sus rutas e impedir que sus adversarios realicen las suyas. Digamos que mis trenes iban rumbo a ninguna parte…

aventureros-al-tren

Sushi Go

Cuqui es la definición perfecta en esta ocasión. Naipes con ilustraciones preciosas y partidas trepidantes. Cada jugador tiene un número de cartas y se tiene que quedar con una (que dejará a la vista) y pasar todo el resto al de su derecha. Las rondas se repiten hasta que todos los naipesencuentran su dueño. ¿Por qué “sushi”? Porque las cartas, que puntúan de forma distinta,muestran distintas especialidades de esta comida japonesa. Nigiris, sashimis, makis… con un poco de wasabi y los básicos palillos. ¡Se me hace la boca agua!

sushi-go

De Pokémon

Hay modas tan fuertes que sobrepasan las expectativasde sus creadores. Las primeras ediciones de los realities ‘Gran hermano’ y ‘Operación triunfo’; las sagas literarias de ‘Harry Potter’ y ‘Cincuenta sombras de Grey’; la Macarena de Los del Río…

La fiebre de este verano se llama Pokémon GO y es un videojuego para móviles que une realidad aumentada con los clásicos personajes de Pokémon.

Pokémon GO

¿En qué consiste? La dinámica es relativamente sencilla. Cada jugador es un entrenador de Pokémon y tiene que irlos atrapando por el mundo gracias a las PokéBall. Hasta aquí nada excesivamente novedoso. La particularidad es la realidad aumentada a la que hacía referencia. Gracias a ella los Pokémon pueden estar, literalmente, contigo. Y lo dice una persona que descubrió un Zubat en su cama.

Zubat

Además, el juego utiliza el GPS del móvil y va recorriendo los lugares por los que camina el usuario.Por allí van apareciendo adorables Pokémon listos para ser atrapados. Un par de conceptos generales más: para conseguir las anheladas PokéBalls (entre otros objetos) se ha de acudir a las Poképaradas, que suelen ser puntos de interés general (museos, colegios, iglesias…); y en la calle también hay gimnasios en los que entrenar a los Pokémon y luchar con otros jugadores.

Pidgey - Meowth

Desde su lanzamiento, el 6 de julio, se han efectuado más de 75 millones de descargas y  las acciones de Nintendo (la compañía que lo ha puesto en el mercado) han subido de valor como la espuma. Puntos como el Central Park neoyorquino y, a la bilbaína, el parque de Doña Casilda y el Arenal están entre los espacios más solicitados por la gran afluencia de Pokémon.

Las anécdotas de gente cazando Pokémon en túneles sólo para vehículos, comisarías de policía… no se han hecho esperar y la Policía se ha visto obligada a advertir de que las normas son para todos.

Clefairy - Jigglypuff

No lo tengo instalado en mi móvil (tampoco sé si mi humilde terminal tendría la capacidad necesaria), aunque reconozco que he atrapado algún Pokémon que otro (las imágenes de este post son capturas que he realizado en el queridísimo iPhone de Sendoa). Si se utiliza dentro de unos límites “normales” es un entretenimiento divertido y novedoso e incluso insta a hacer un poco de ejercicio.

Aún es pronto para saber si la fiebre del Pokémon GO seguirá creciendo o acabará extinguiéndose. Mi máxima ambición por el momento es capturar un Pikachu.

Pikachu Pokémon GO

 

 

De bodas

Es por todos conocida mi afición a las bodas y el universo me está recompensando, en los últimos tiempos, con multitud de enlaces a mi alrededor (la edad también tiene un poco que ver, pero eso es otro tema en el que no debemos profundizar).

En 2012 contaba en este mismo blog, que 2013 iba a ser el año en el que se casase mi amiga Itsaso, nada más y nada menos que en la noble villa de Portugalete. Esa fue mi segunda boda como invitada, y la primera como amiga de la novia. Una experiencia inolvidable que, desde entonces, he tenido oportunidad de repetir.

Seating boda

2014 fue el año eegido para el enlace de mis amigos Gorane y Ion, que se conocieron cuando todos estábamos juntos en Irlanda. El hecho de ser parte de su historia, desde los inicios hasta el famoso altar, fue todo un placer. Además, ese diciembre se casó mi amiga Mati con un precioso vestido rosa que me tiene enamorada a día de hoy.

Seating boda

2015 trajo mi primera boda internacional. Mi prima Enya eligió la granja de sus padres, en Francia, para su celebración y la posibilidad de tener invitados franceses, holandeses y nacionales, sumado al enclave tan original, lo convirtió en algo difícil de olvidar.

Rosa Bella y Bestia

Este año he debido de hacer algo muy bien porque tengo, nada más y nada menos, que tres bodas. Mis amigas Amaia y Naiara se casan este verano en Isla y Castro, respectivamente, lo que dará a ambos enlaces un sabor muy cántabro.

Cuadro boda

Y estoy recién llegada de la primera del año: la de mi amigo Carlitos con mi ya también amigo Dani. El 30 de abril fue el día elegido para tan importante acontecimiento y, por eso, esta entrada lleva esa misma fecha. Abril tenía que ser el mes en el que este blog se vistiese de gala y celebrase tamaño acontecimiento.

Las fotos que habéis visto en esta entrada son preciosos detalles de la decoración de ese día, pero el broche de oro lo pusieron con los obsequios personalizados a los invitados. Una taza que decía mucho de cada persona que la recibía y que ellos tuvieron la paciencia (y la destreza) de pintar.

En mi caso tuve la suerte de recibir el que se convertirá en el nuevo logo de mi blog de TV, Finileta (que este año cumple su décimo aniversario). No podía haber tenido un regalo mejor.

Regalo boda Nahia

A ellos, así como a todas las parejas mencionadas, les deseo la mayor de las felicidades y, como diría mi madre, “que pueda verlo”. Porque es básico celebrar los buenos momentos con aquellos que nos rodean y porque, pese al esfuerzo económico que suponen, las bodas son momentos inolvidables.

Para terminar desvelaré que ya tengo mi primera invitación para 2017. Será la de mi amigo Unai en Astillero. Continuará…

De juegos de escape y autocine

Una puerta que se cierra y 60 minutos para salir antes de acabar en el calabozo de la familia Crowell. ¿Es el argumento de una película, un libro o una obra de teatro? No, es uno de los juegos de escape más populares de Bilbao, la Mad Mansion.

Situada en el número 16 de la calle Huertas de la Villa, detrás del Campo Volantín, el episodio 1 de la Mad Mansion parte de una premisa sencilla: la misteriosa familia Crowell vive aislada, en una extraña casa, en la que se quedan encerrados los participantes en el juego. Estos tendrán 60 minutos para escapar antes de que los propietarios vuelvan y les encierren en el calabozo.

Por un precio de 55 euros, a repartir en grupos de entre 2 y 5 personas, pasarás una hora de lo más entretenida tratando de resolver acertijos que, a su vez, te llevan a otros enigmas. Llaves por encontrar, candados con combinaciones secretas, juegos de lógica… Lo más importante es el trabajo en equipo y recordar que, para escapar, no es necesaria la fuerza, sino la destreza.

Una experiencia muy recomendable, en la que no se pasa nada de miedo y que merece la pena repetir en alguno de los otros dos episodios de la Mad Mansion. La pregunta final sería, ¿logramos salir? Desafortunadamente, la respuesta, como la del 75% de los participantes, es negativa. Terminamos en el calabozo.

Mad Mansion

A esta nueva opción de ocio en Bizkaia se le suma otra, muy americana, el recién estrenado autocine de Getxo, en el número 2 de Ibarrengoa Estarta. Tras un largo tiempo hablando del tema, este septiembre se ponía en marcha con la proyección de la mítica ‘Grease’.

Tiene un coste de 10 euros por coche y, en su interior, hay un puesto en el que venden perritos, pizzas, gominolas… Todo con una estética adorablemente yankee. Ellos colocan los vehículos y se escucha sintonizando una frecuencia de la radio.

La sensación de estar en el cine bajo las estrellas resulta curiosa y agradable a partes iguales. Estuve viendo la no especialmente destacable ‘Pan’ y es una actividad a repetir.

¿Los problemas? La calidad del sonido en ciertas escenas y los derivados de estar en un coche parado: falta de batería, cristales empañados y necesidad de limpiaparabrisas si llueve.

Sin embargo, todo lo compensa la sensación de estar, por un rato, en un universo paralelo al de la reestrenada ‘Grease’.

Autocine

De Pilates

“Mens sana in corpore sano” afirma la cita y en 2015 he decidido aplicarme el cuento. Sabido es, por cualquiera que me conozca un poco, que nunca he sido una fanática del ejercicio. Frases como “correr es de cobardes”, “el mejor deporte es el que no se practica” y “la nieve une dos de las cosas que menos me gustan: deporte y frío” han formado parte de mi vocabulario habitual.

Sin embargo, hace un par de años cogí la saludable costumbre, que posteriormente me vi obligada a abandonar, de ir un día por semana a la piscina y pasear es algo que me encanta. El pasado septiembre, coincidiendo con el comienzo de este curso escolar, quise apuntarme a Pilates, pero la popularidad del método impidió que encontrase hueco en ninguna clase por lo que me limité a empezar a andar.

Paseo Portugalete

Finalmente enero me brindó la oportunidad de iniciar mis clases de Pilates. Lo primero que hay que tener claro a la hora de practicarlo es que no es una actividad dirigida a adelgazar, ni en la que se vaya a sudar en exceso. Por tanto, no es la más adecuada si lo que se busca es perder peso. Sí ayuda en cambio a estirarse, corregir posturas, aumentar la fuerza muscular… y lo pueden practicar personas de cualquier edad y condición física.

En mi caso, la cantidad de horas al día que paso delante de un ordenador o conduciendo provocaban que acabase con dolor de espalda. En sólo dos meses y gracias a Pilates ese dolor ha desaparecido.

Pilates suelo

Joseph Hubertus Pilates (1883 Mönchengladbach, Alemania – 1967 Nueva York, EE UU) fue el creador de este sistema de entrenamiento al que, en un principio, denominó “Contrology”, ya que potencia el uso de la mente para controlar el cuerpo. Era un niño enfermizo que decidió estudiar el cuerpo humano y la forma de fortalecerlo. Así, llegó a la conclusión de que el estilo de vida moderno potencia las malas posturas que están en la raíz de ciertos problemas de salud para contrarrestarlo desarrolló este método.

Tres son las características básicas del Pilates. La primera es la concentración en lo que se está haciendo; la segunda la respiración (inhalando por la nariz y exhalando por la boca), que ayuda a aumentar la capacidad pulmonar; y la tercera el centro de energía, situado en la zona abdominal desde donde se inician y se sostienen todos los movimientos.

Joseph Pilates

Hay diversas formas de practicarlo (con máquinas, en el aire…), pero me decanté por la clásica: en el suelo sobre una colchoneta. Durante estos dos meses hemos usado algunos accesorios como un aro flexible para estirar piernas y brazos, y un gran balón sobre el que sentarse, tumbarse, levantarlo con los pies y manos…

Pilates pelota y aro

Pese a que llevo muy poco tiempo con el Pilates, y me queda muchísimo por aprender, es un ejercicio sano y recomendable que ayuda a descargar tensiones y a despejarte después de un largo día.

De postre

Cocinar está en auge. Los programas gastronómicos invaden la TV desde los típicos con grandes chefs hasta los modernos realities en los que concursantes de todas las edades se afanan por preparar diversos platos.

Concretamente, una nueva hornada de postres, caracterizados por ser muy atractivos estéticamente, se han convertido en protagonistas de nuestro ocio no sólo televisivo, sino también literario e incluso social, a través de talleres culinarios. Se trata de los cupcakes, los macarons, las tartas de fondant…

El ejemplo perfecto es el caso de Alma Obregón. Esta repostera, nacida en Bilbao en 1985, presenta el programa ‘Cupcake Maniacs’ en Divinity, es autora de varios libros de recetas, imparte cursos y tiene una tienda en Madrid en la que vende sus creaciones.

Alma Obregón

Para aquellos a los que les guste disfrutar de los cupcakes, así como admirar las diversas creaciones, es muy recomendable visitar Candy Cakes, en la planta baja del mercado londinense de Covent Garden. Además, el dulce de los dulces que no se puede dejar de degustar en la capital británica son las fresas con chocolate de Godiva.

Candy & cakes

Reconociendo que estos “nuevos” postres son preciosos, querría presentar otros más desconocidos y no tan “bonitos”, pero igualmente suculentos.

La gastronomía cántabra tiene tres productos típicos dignos de ser probados. La quesada pasiega, originaria de los Valles Pasiegos, está compuesta por leche de vaca cuajada, mantequilla, harina de trigo, huevos y azúcar y aromatizada con limón rallado y canela en polvo. No es excesivamente dulce y servida fresquita tiene un sabor inigualable.

???????????????????????????????

De los Valles Pasiegos provienen también los sobaos pasiegos elaborados con azúcar, mantequilla, harina, huevos, limón rallado, una cucharada de ron o anís, un poco de levadura en polvo y una pizca de sal. De un tamaño mucho mayor que los sobaos comunes, pese a que pueda parecer lo contrario, son jugosos.

Sobao pasiego

Las corbatas de Unquera completan el triunfal triunvirato cántabro.  Este pastel de hojaldre, que debe su nombre a su forma de corbata o pajarita, está hecho con mantequilla, azúcar, huevos, harina de trigo y almendras, y recubierto con una capa de azúcar con almendras.

Corbata de Unquera

Con tanta variedad, ¿a que dan ganas de dejar sitio para el postre?