Archivo de la etiqueta: lectura

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

Hay libros que llegan a tu vida de la forma más curiosa y que, probablemente, nunca pensases que fueses a leer y, mucho menos, que te fuesen a gustar. El ejemplo perfecto es ‘The Guernsey literary and potato peel pie society’, que en castellano se ha publicado bajo el título de ‘La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey’.

Un título original para un libro original. Pero empecemos por el principio. Corría el año 2014 y estaba de visita en mi adorada NY. Una de mis aficiones en cualquier viaje es acercarme a una librería a descubrir novedades e, incluso, algunos chollos. En Londres las tiendas de Oxfam son una auténtica maravilla, porque ofrecen multitud de opciones de segunda mano. En NY me costó bastante más encontrar algo similar, pero hallé su versión americana (sin la vertiente solidaria) en Book Off.

book-off

Estaba inmersa en decidir cuáles serían mis compras seleccionadas, teniendo en cuenta las limitaciones de espacio y peso del equipaje, cuando se me acercó una señora mayor con ‘The Guernsey literary and potato peel pie society’ en la mano y me dijo que “tenía que comprarlo porque era su libro preferido”. Mi corta experiencia con los estadounidenses me ha llevado a la conclusión de que son una sociedad directa a la hora de relacionarse…

El caso es que picó mi curiosidad y, tras leer la contraportada y comprobar que costaba un dólar, decidí que iba a ser una de mis adquisiciones del día. No ha sido hasta 2017 cuando me he animado a abordarlo y tengo que lamentar no tener forma de contactar con la señora para agradecerle la recomendación.the-guernsey-literary-and-potato-peel-pie-societyPublicada en 2008 la obra está firmada por Mary Ann Shaffer y su sobrina Annie Barrows. Era la primera creación de Shaffer, tras una vida dedicada a los libros, ya que trabajó como editora y en librerías y bibliotecas. En 2006 consiguió que aceptasen publicarla, pero querían que hiciese diversos cambios y, para entonces, su salud estaba muy deteriorada. Por ello, pidió ayuda con las modificaciones a su sobrina, la escritora de libros infantiles Annie Barrows. Desgraciadamente, Shaffer falleció meses antes de que la novela viese la luz.

mary-ann-shaffer-y-su-sobrina-annie-barrows

Redactada íntegramente en forma de cartas, notas y telegramas, que se envían unos personajes a otros, describe la ocupación nazi en las Islas del Canal (Channel Islands en inglés). Se trata de un archipiélago situado en el canal de la Mancha con unos 150.000 habitantes y que depende de la Corona Británica, pese a no formar parte del Reino Unido. Reconozco que desconocía su existencia antes de leer el libro. Una muestra más de cuántos lugares descubrimos gracias a la lectura.

El punto de partida de la historia comienza justo al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Europa está devastada y las heridas aún abiertas cuando la escritora inglesa Juliet Ashton empieza,de la forma más curiosa, a cartearse con Dawsey Adams, habitante de la isla de Guernsey. A través de él conocerá a un grupo de personas que le relatarán los duros años sufridos en manos de los nazis y cómo la creación de una peculiar sociedad literaria les ha ayudado a afrontarlos.la-sociedad-literaria-y-el-pastel-de-piel-de-patata-de-guernsey

Pese a lo que pueda parecer, no es una novela lacrimógena y, aunque sí hay algunos relatos duros, el tono general es positivo. Al estar escrita en cartas resulta muy ligera y engancha rápido. Llevan desde 2012 trabajando en su adaptación cinematográfica (para la que suenan diversos nombres).

Si tenéis ocasión no dudéis en adentraros en el mundo de Guernsey y los pintorescos miembros de su maravillosa sociedad literaria.

Lo mejor de 2014

Otro año que acaba y ya está aquí la más tradicional de las entradas de este blog (para hacer un repaso a las anteriores podéis pinchar en 2010, 2011, 2012 y 2013). ¿Cuál es mi balance de 2014? Definitivamente no ha sido malo, aunque tampoco ha estado a la altura de mis expectativas, que, quizá, eran un poco altas.

Aquí van mis recomendaciones de sitios para visitar, libros y música.

Viajes

Los últimos 12 meses han sido muy viajeros. Volver a caminar por mis adoradas Nueva York, Londres y Madrid; descubrir rincones de esa Cantabria infinita y conocer Toledo, la ciudad de las tres culturas, ha supuesto un auténtico lujo.

Además, he tenido la suerte de pasar una semana en la exótica China, concretamente en Shanghái y Pekín. La primera es una especie de Nueva York en versión asiática y la segunda alberga infinidad de templos con siglos de historia. Por si fuera poco, pudimos hacer una excursión a la impresionante construcción que es la Gran Muralla. Sin embargo, más que cualquiera de esas cosas, lo mejor de China son sus gentes, amables y pacíficas (aunque resulte prácticamente imposible entenderse con ellos) y su gastronomía, que me resultó muy sana.

En clave más ibérica, Andalucía me ha seguido sorprendiendo gratamente. El Rocío, en Huelva, es espectacular con los caballos salvajes de Doñana al lado y una aldea en la que te sientes transportada al Oeste americano. Cádiz, por su parte, tiene preciosos pueblecitos blancos, como Conil de la Frontera y Zahara de los Atunes, playas interminables y puestas de sol maravillosas.

El Rocío - Shangai - Pekín

Libros

Retomar mis viajes en metro ha servido para que vuelva a tener un buen ritmo de lectura. Las novelas de Katie Fforde suelen ser muy amables y ‘Practically perfect’ no es una excepción. Anna es una decoradora de interiores que compra una casa en un pequeño pueblo para reformarla. Allí conocerá a sus nuevos vecinos y a una galga que le robará el corazón. El punto de partida de ‘The beach café’, de Lucy Diamond, es, como su propio título indica, el café en la playa de Cornualles que hereda Evie Flynn, tras la muerte de su tía.

Practically perfect - The beach café

Navidad y repostería son el nexo de unión entre ‘Recetas y confidencias’, de Ann Pearlman, protagonizado por las doce mujeres integrantes del “Club navideño de la galleta”; y ‘Navidad en el Cupcake Café’, segunda parte del libro ‘Encuéntrame en el Cupcake Café’ de Jenny Colgan. Ambos incluyen diversas recetas para que el lector practique en su casa.

Recetas y confidencias - Navidad en el Cupcake Café

Conciertos

¿Conocemos a los grupos y cantantes nacionales más seguidos por los adolescentes? Asistir al Primavera Pop, organizado por los 40 principales a finales de mayo, me sirvió para constatar que ando un poco perdida con este tipo de artistas emergentes. Mereció la pena para descubrir a Pablo López y su piano.

Dani Martín es ya un clásico con igual número de seguidores y detractores. No negaré que sus letras son, a veces, un poco tristes, pero estuvo enorme en su concierto en fiestas de Santurtzi dejando bien claro que disfruta con su trabajo.

Primavera Pop - Dani Martin

Álbum

Artistas como El arrebato (‘La música de tus tacones’), Melendi (‘Un alumno más’) y Taylor Swift (‘1989’) han publicado disco este año, aunque aún no he escuchado ninguno lo suficiente como para valorarlos.

Al que sí he oído, cantado e incluso bailado es al gran Julio Iglesias. Su álbum ‘Mi vida, grandes éxitos’ ha sido uno de los hits de mi verano con temazos como ‘Me olvidé de vivir’, ‘La carretera’ y ‘Soy un truhán, soy un señor’. Genialidades como confesar ser “casi fiel en el amor” son dignas de estudio.

Julio Iglesias - Mi vida - Grandes éxitos

Me despido de este 2014 acordándome de lo más positivo como que, finalmente, haya vuelto a casa y que haya tenido una de las mejores fiestas de cumpleaños de la historia y encaro 2015 con una reflexión de los adorables ‘Calvin & Hobbes’.

¡Feliz año nuevo!

Calvin & Hobbes - New Year

Leer o no leer, esa es la cuestión

“No leo porque no tengo tiempo”. “Con todo lo que leo en mi trabajo se me quitan las ganas de leer nada más”. Habré escuchado estas excusas miles de veces al hablar de lectura. Los que pronuncian estas frases pretenden recalcar que son unas personas muy ocupadas, cuyos quehaceres son tan importantes que les impiden leer en su tiempo de ocio. Parece como si con sus afirmaciones quisieran hacer sentir culpables a quienes sí encuentran tiempo para esta actividad.

Todo esto es consecuencia de la gran hipocresía que hay en torno a la lectura. Leer es un símbolo de cultura y los que no lo hacen pueden llegar a sentirse menospreciados en ciertos círculos. Es común encontrar gente que afirma disfrutar leyendo, pero al preguntarles por el último libro que cayó en sus manos te hablarán de aquella novela que les obligaron a leer en el instituto. Esta situación se produce tan a menudo que yo he llegado a recibir miradas de escepticismo cuando en una entrevista de trabajo te preguntan por tus aficiones y, entre ellas, mencionas la lectura.

Lo confieso, desde pequeña me ha gustado leer. Con este post no pretendo defender los evidentes beneficios de la lectura -ampliar vocabulario, mejorar la ortografía, desarrollar la imaginación…-, ni tratar de convencer a nadie para que empiece a leer, aunque me sentiría muy satisfecha si lo lograse.

La pregunta que a menudo se han hecho desde el Ministerio de Cultura es: ¿cómo se puede fomentar la lectura entre los niños para que no consideren esta actividad una obligación sino un placer? La respuesta no es sencilla. El papel de los padres es fundamental. Medidas como leer a sus hijos cuando son pequeños y predicar con el ejemplo siendo lectores activos pueden ayudar. Si los niños ven a los adultos disfrutar con la lectura querrán descubrir qué es y hay más probabilidades de que adquieran el hábito.

En Bilbao, desde la apertura del metro, cada día se ve a más gente leyendo en el transporte público. Y es que esta es una actividad que también se puede realizar al aire libre en sitios como la playa, el parque…

Eso sí, cualquier tipo de libro es aceptable. Muchas personas consideran que algunas novelas -debido a su temática, sus ventas…- son de segunda categoría. No se debería juzgar qué es lo que lee cada uno. Hay libros que por su antigüedad, calidad… son reconocidos universalmente, pero esto no significa que haya que menospreciar otro tipo de literatura cuya principal función es entretener al lector.

El elevado precio de los libros en este país puede ser un impedimento para las personas que se quieran aficionar a la lectura. La novela de Marian Keyes “Un tipo encantador” costaba al publicarse 14 euros en Irlanda y 20 en España. Además, aún está muy poco extendida la idea de los libros de segunda mano. En Inglaterra son numerosas las tiendas promovidas por ONG que venden, a precios muy reducidos, una gran variedad de novelas donadas por los ciudadanos.

Los libros descargados de internet y el eBook, o libro digital, pueden ser el futuro de los lectores y ayudarles a ahorrar dinero, pero nada podrá sustituir la sensación de sostener un libro en tus manos.